Volver a 'Vidrio'

Poiesis

     

 

Osvaldo Sado
 



Índice

Página anterior

 

 

Reflexiones leyendo a Blanchot

 

 

 

Conviene destruir la palabra utilitaria y traicionera de los totalitarismos.

 

 

La nieve blanca recién caída es tan pura como la palabra no pronunciada en el desierto del lenguaje.

 

 

La nada es la pérdida de Nada.

 

 

Mi diario es una fugacidad en la herida del tiempo.

 

 

Muerte-vida-muerte axioma de la sucesión temporal. Instante substancial y ético. Narcisismo de la existencia insubstancial.

 

 

Mi mente es lúcida. Mi locura se esconde en el ángulo derecho del colon inflamado por el vino de la noche perdida.

 

 

La palabra es sagrada mientras no se interpone el lenguaje herético.

 

 

El futuro es enigmático cuando el pasado deja de iluminarlo.

 

 

Tinta seca. Pensamiento ardido.

 

 

No hay sosiego en la escritura.

 

 

El lenguaje resbala por la escalera de ideas falsas: es la obscenidad del vocablo y la excrecencia del silencio.

 

 

'El blanco de la página habla.' ¿Qué más puedo decir yo, aunque ya no quede quien pronuncie el silencio?

 

 

 





 

 

 

 

 

[d] POIESIS

Página anterior