Archivo por meses: julio 2014

Arbor

Las fotografías que siguen han sido tomadas a lo largo de varios años y muestran el trabajo que podría considerarse más personal, en el sentido en que la personalidad se atreve a una circunvalación artísitica, propia del hacer, a través del panorama formal al que ella misma pertenece.

Árboles y rocas  parecen llamar a la sensibilidad especialmente, aquí se trata de los primeros. Identificamos el ojo, la boca, el gesto y llegamos a visualizar criaturas fantásticas que son y no son; y si lo son se debe a nuestros hábitos de interpretar y conocer que, obviamente, beben de la misma fuente en la que se manifiesta todo aquello que separamos mediante el nombre de Naturaleza.

Por la fotografía es posible dar un paso de vuelta hacia la intelección unitaria y ver ahí lo que somos aquí. No se trata de un proceso racional, sino estrictamente sensible, tan paradójico como apasionante.

 
Haz click en la imagen para activar la presentación automática